10 junio, 2019

¿Resurge Copahue? El Gobierno evalúa licitar el emprendimiento geotérmico antes de las elecciones presidenciales

Según pudo saber Energía Estratégica Argentina, la Subsecretaría de Energías Renovables de la Nación está trabajando con la provincia de Neuquén para lanzar una subasta de 10 MW sobre el único emprendimiento en su tipo con estudios de factibilidad técnica en Argentina.

Ha habido muchas idas y vueltas con respecto al emprendimiento geotérmico “Copahue”. El año pasado, el Gobierno nacional y la Provincia de Neuquén, evaluaban lanzar una licitación donde inversores se disputen el proyecto. Quien ofertara el precio más bajo se quedaría con un contrato a largo plazo para su explotación y venta de energía a CAMMESA.

La subasta tendría estas características porque Copahue es el único proyecto geotérmico del país con estudios de factibilidad técnica, los cuales aseguran una capacidad de potencia de 30 MW. El resto de los emprendimientos sólo tienen un avance de pre-factibilidad.

Según fuentes del sector, la licitación se iba a llevar junto a la Ronda 3 del Programa RenovAr, pero la potencia en juego iba a ser de 10 MW, límite establecido por la capacidad de despacho actual de la red eléctrica aledaña. Pero la idea finalmente no se concretó.

Además hubo otros amagues por parte del gobierno nacional y provincial para subastar el emprendimiento situado al norte de Neuquén, pero no prosperaron principalmente por falta de expectativas de inversión.

Sin embargo, ahora la decisión pareciera estar en firme. Según fuentes del ámbito empresarial, varias compañías de talla internacional están poniendo la lupa sobre el proyecto.

Lea también: «Incertidumbres: se posterga la licitación para el proyecto geotérmico Copahue»

Una de ellas es la empresa de origen israelí Ormat, dedicada a la exploración, diseño, desarrollo, construcción y operación plantas de energía geotérmica en todo el mundo, con presencia en 25 países. Otra peso pesado de la industria a nivel global que se está interesada es la italo-japonesa Turboden/Mitsubishi.

Por su parte, la Cámara Geotérmica Argentina está realizando aportes técnicos para alentar la realización de la subasta.

Con estas nuevas condiciones, la idea que baraja el Gobierno nacional es lanzar una licitación antes de las elecciones presidenciales de octubre. El formato sería el mismo que se planteó en un principio: inversores compitiendo por el precio de energía más barata que puedan ofertar sobre el proyecto.

El plazo de contratación sería a 20 años y la venta de energía en dólares, tal como se estableció en las rondas del Programa RenovAr. Asimismo, el proyecto gozaría de los beneficios arancelarios y fiscales que otorga la Ley de Energías Renovables, N°27.191.

Dejanos tu comentario sobre este artículo

Volver a home

Ingresá tu email