12 junio, 2019

Nanda Singh

Por Nanda Singh.
nandas@energiaestrategica.com
Twitter: @Nandatuit

El impuesto de Tasa Estadística quedaría nulo en proyectos de RenovAr: el costo fiscal se podría trasladar a los precios acordados en los PPA

La cláusula 11.3 “Incrementos Fiscales Trasladables”, contemplada en los contratos entre los proyectos adjudicados y CAMMESA, indica que el precio anual podrá ser ajustado en estos casos. Agustín Siboldi, socio del Estudio O’Farrell, compartió su análisis al respecto.

Tras el Decreto 332/2019 publicado por el Ministerio de Hacienda, encabezado por Nicolás Dujovne, la ‘tasa de estadística’ aumentó al 2,5 % para la importación de bienes de capital para toda la industria.

Si bien con el correr de los días se fueron anunciando excepciones, como lo fue para el sector de hidrocarburos, aún no se publicó aquella que “salvaría” a los proyectos renovables de este impuesto. 

Hasta tanto eso ocurra, ¿los componentes para centrales de energías renovables podrían ser gravados con la tasa estadística?

Empresarios del sector consultados por este medio indican que “para renovables el impacto de la Tasa Estadística al final del día debiera ser neutro, porque lo que nosotros entendemos es que se trata de un impuesto trasladable”. 

Puntualmente, entre las consideraciones que realiza el contrato de RenovAr (ver Anexo 6) –al referirse a la «Remuneración del Vendedor”– la cláusula 11.3 “Incrementos Fiscales Trasladables” plantea: 

“El Precio Anual será ajustado inmediatamente luego del reconocimiento por parte de la SEE de cualquier Incremento Fiscal Trasladable. Los Incrementos Fiscales No Trasladables serán por cuenta del Vendedor”.

Para responder si el precio anual podrá ser ajustado en este caso, Energía Estratégica Argentina se comunicó con Agustín Siboldi, socio del Estudio O’Farrell, quien brindó más precisiones al respecto. 

“La denominada ‘estabilidad fiscal’ está prevista en el artículo 13 de la Ley 27.191 y en el mismo artículo del Anexo II del Decreto 531/2016 que la reglamenta”, introdujo el especialista. 

“Allí se prevé que podrán trasladarse los mayores costos fiscales a los precios acordados en los PPA, previa intervención de la autoridad competente que ratifique su procedencia e impacto”, precisó.

De allí es que el aumento a esta obligación tributaria podría resultar nulo para proyectos adjudicados en RenovAr, como opinan empresarios del sector. Para sustentar aquella afirmación y transmitir tranquilidad a los privados Agustín Siboldi agregó: 

Si bien, “la «estabilidad fiscal» prevista en tales términos se ha visto replicada en otros regímenes sectoriales (no sólo electricidad, sino también distribución de gas natural, telefonía, etc.) y su ratio de cumplimiento por parte de las autoridades sectoriales ha dejado bastante que desear (…) es de esperar que esta vez se acuerden los traslados en tiempo y forma dado que es clave que nuestro país cumpla con sus contratos para acceder al mercado financiero internacional y hacerlo a menores tasas a medida que vaya reconstruyendo su credibilidad respecto del cumplimiento de las obligaciones asumidas, que es el caso que nos ocupa”. 

Sumado a aquello, advirtió que el Decreto Reglamentario especificó algo para tener en cuenta, “exige que la solicitud del reconocimiento del nuevo precio sea realizada antes del último día hábil del segundo mes siguiente al que entró en vigencia la norma que produce el incremento que motiva dicha solicitud”. 

Al respecto, el socio del Estudio O’Farrell indicó que el vencimiento del plazo indicado sin que se hubiese efectuado el pedido y acompañado la información y documentación correspondientes hará caducar automáticamente el derecho a solicitar la determinación de un nuevo precio por ese incremento”. 

Todas estas reglas serían de aplicación para las tres rondas de RenovAr, con sus respectivos repechajes. 

Dejanos tu comentario sobre este artículo

Volver a home

Ingresá tu email